Agni, vayus, manipura y bandhas


Escribo este artículo cuando el Sol está en el signo de Aries y dentro de pocos días la Luna también lo estará. Y Aries tiene que ver todo con el fuego. Preparando las clases que enseñaré los próximos días no he podido dejar de lado la idea que se me venía todo el rato: fuego, fuego, fuego. Curiosamente yo necesito cultivar mucho mi fuego así que, todo un reto.

Hay algunas palabras en sánscrito que se refieren al fuego, pero por hoy, quedémonos con AGNI.

Según la tradición del yoga, podemos ver el fuego a múltiples niveles. A un nivel físico, tener un fuego fuerte nos va a permitir digerir los alimentos. Separar lo que nos nutre de la basura. Sí, también está relacionado con el discernimiento. Activa los procesos de purificación y limpieza. Y está totalmente relacionado con la vitalidad. A un nivel más sutil, el fuego es la Chispa Divina.

“Una partícula de Mí, eterna, se convierte en un ser individual en el mundo de los seres vivos…” Bhagavad Gita

Y esa chispa divina enciende y anima todo y es la chispa del deseo que nos pone en movimiento.

En un nivel aún más profundo, agni tiene sobre todo un objetivo trascendente que es el de despertar la Kundalini, la energía espiritual en el ser humano, situada en la base de la columna, donde yace algo dormida.


Relacionándolo con el plano emocional, un fuego sano nos trae la energía de la acción, la vitalidad, el brillo, el liderazgo, la motivación, el coraje, la voluntad y la confianza en uno mismo. Todas ellas cualidades liberadas de Aries. ¡Ahí es na!

No te creeré si me dices que no quieres esto para ti.


¿Cómo sientes estas energías en ti? ¿Estaría bien potenciar algo de esto?

A veces potenciar es simplemente tenerlo en cuenta. Observarte en el día a día, en tus rutas automáticas (patrones limitantes) y cómo te desenvuelves en torno a estas energías-emociones.

Voy a tratar de explicarte la conexión a la que se refiere el título de este artículo.


Los vayus son especializaciones del PRANA. Cada uno tiene una función. Hoy me detengo en tres:

Prana vayu: es la especialización de la energía vital que se encarga de absorber la energía. Se asienta en el tórax y tiene una dirección ascendente. No lo confundas con el PRANA. El PRANA es la fuerza vital, mientras que prana vayu es una especialización de PRANA.


Apana vayu: opera en la parte baja del abdomen y tiene un movimiento natural descendente. Controla la eliminación de todas las toxinas. La menstruación, el parto, la defecación y la transpiración están comandadas por apana vayu.


Samana vayu: se localiza en la región del ombligo, igual que Manipura Chakra y está íntimamente relacionado con agni. Rige la de asimilación los nutrientes.



Regresemos al fuego. Agni es un fuego cuyas flamas se mueven en diferentes direcciones. Las prácticas quieren concentrar las flamas al nivel de manipura chakra y donde opera samana vayu.

A través de ejercicios de pranayama junto con bandhas (sellos físicos y energéticos), se logra cambiar el flujo de prana vayu y apana vayu para sostener el fuego muy vivo ahí y mover las basuras hacia ese fuego.


Activando Jalandhara bandha (sello en la garganta), invertimos el flujo natural ascendente de prana vayu y hacemos que las flamas del fuego desciendan y se contengan en su sitio.


Activar Mula bandha (sello del suelo pélvico), invierte el flujo natural descendente de apana y lleva las basuras hacia la hoguera para que sean purificadas.

Al hacer Uddiyana bandha (sello del diafragma) se incrementan samana vayu y agni que "llaman a la puerta" de Manipura Chakra para que finalmente el néctar que emerge de esta alquimia que se genera en el fuego, penetre hacia Sushumna Nadi.



¿Qué ejercicios son grandes aliados de agni?

  • Kapalabhati, bhastrika, respiración del león

  • Retenciones en lleno aplicando los tres bandhas

  • Agni Sara

  • Agni mudra, Vira mudra

  • Refuerzo del core. Piensa en compactar el abdomen.

  • Extensiones con el abdomen en el suelo como bhujangasana, shalabhasana y dhanurasana

  • Apana mudra

  • Navasana, flexiones hacia delante y torsiones

  • Todas las posturas invertidas. Especialmente viparita karani y sarvangasana. Generan la inversión de prana vayu y apana vayu de la que hablaba antes

  • Todos los viras (guerreros)


¿Se te ocurre algo más? ¡Cuéntame!


42 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo